Portada

 
Misterios del mundo  hispano
 
Eventos culturales
 
Para profundizar
Artículos y análisis
Cuentos y poesía
Traducciones
 
Música y cine
Deportes
 
Entrevistas
 
Tylko po polsku
 
Índice
Redacción
Enlaces
 

La revista on-line dE estudiantes, licenciados y profesores de la facultad de Filología Hispánica de Poznañ


 

agregame a favoritos|contacto


Internet Espejismo

EL MORBO: ¿SÓLO ATRACCIÓN MALSANA? ANÁLISIS DE SU CONCEPTUALIZACIÓN EN DOS CULTURAS[1]

 

Mª Pilar Lema Quintana

©2006

maila.lema@gmail.com

 

1. Introducción

El objetivo de este trabajo es analizar la conceptualización de la ATRACCIÓN en su realización léxica de “morbo”. La búsqueda parte de la base de que la conceptualización de la ATRACCIÓN en español, reflejada en el cambio semántico experimentado por el sustantivo morbo, constituye un fenómeno marcadamente idiosincrásico.

 

Como se sabe, la cuestión de la traducibilidad de expresiones (o, mejor, de las ideas contenidas en expresiones especialmente idiosincráticas) es un campo tan apasionante como minado, que no voy a analizar en este momento. Lo que sí constituye el objetivo de este trabajo es analizar, partiendo de un corpus elegido a partir de su relación con los diferentes componentes de la idea de ATRACCIÓN y de ATRACCIÓN MALSANA, la conceptualización en español y en polaco, analizando las diferencias entre ambas culturas que habrían dado lugar a una parcelación diferente de la realidad en lo que se refiere a este ámbito conceptual.

 

1.1 Punto de partida semántico

 

Según la Real Academia Española, el significado de morbo es el siguiente:

 

morbo.(Del lat. morbus).1. m. enfermedad (ǁ alteración de la salud).2. m. Interés malsano por personas o cosas.3. m. Atracción hacia acontecimientos desagradables.~ comicial.1. m. Med. epilepsia.~ gálico.1. m. Med. Bubas o gálico.~ regio.1. m. Med. ictericia.tener ~ algo.1. fr. Producir morbo (ǁ interés malsano).□ V.

 

Sólo con este acercamiento podemos darnos cuenta de que tenemos dos campos de análisis dentro del continuum parcelado por la lengua, uno más concreto, más físico (el que, a partir de la realización léxica de morbo nos lleva a pensar en enfermedad física, hoy en desuso excepto en lenguajes terminológicos) y otro más abstracto, proyectado desde el sentido anterior (enfermedad moral). Desde la lingüística cognitiva, este fenómeno de desplazamiento semántico se podría explicar desde los planteamientos sobre metaforización y metonimia en el lenguaje de Lakoff y Johnson, 1980.

 

Para Werner y Kaplan, se trata del “principio de explotación de medios antiguos para funciones nuevas” (Werner y Kaplan, 1963:403, cit. en Heine, Claudi y Hünnemeyer, 1991:150). Este consistiría en que “conceptos concretos se utilizan para entender, explicar o describir fenómenos menos concretos. De esta manera, entidades claramente definidas y/o claramente estructuradas se usan para conceptualizar otras menos definidas o estructuradas; así, las experiencias no físicas se entienden en forma de experiencias físicas, el tiempo en términos de espacio, la causa en términos de tiempo o relaciones abstractas en términos de procesos cinéticos o relaciones espaciales, etcétera.” [traducción mía]

 

Si este proceso de explotación es el que explica la transferencia de dominio conceptual, debe haber habido una razón comunicativa (cultural) que justificara esta transferencia. Y, por supuesto, basada en el uso. Ahora bien, ¿cómo se produjo el cambio? ¿Conviven o convivieron los dos sentidos?

 

Según el análisis de los datos correspondientes a una búsqueda diacrónica de la entrada morbo en el Corpus de la Real Academia, los contextos en los que aparece con el significado de atracción malsana son relativamente recientes, lo que debe permitir rastrear más fácilmente la aparición de esta conceptualización.

 

En los años 30 del siglo XX, Jardiel Poncela utilizaba morbo con un sentido metafórico para referirse irónicamente a la atracción literaria como a una enfermedad (basándose en el lugar común de que la literatura es obra de los locos, los desviados):

 

“Ahora, mi pequeña no hace más que consumir biberones y papillas; no obstante, cuando por las tardes voy a verla a casa de su niñera, me tiende los brazos y juega incansablemente con mi estilográfica. (Entonces pienso si heredará de mí el morbo literario y me dan ganas de dedicarme a la fabricación de pipas de ámbar para no trasmitir el mismo morbo a los hijos que pueda tener en lo futuro.”  Jardiel Poncela, Amor se escribe sin hache. Novela casi cosmopolita, p. 94

 

En otra cita de Ortega y Gasset, aparece en una metáfora: LA POLÍTICA ES UNA ENFERMEDAD.

 

“Mas cuando la política se entroniza en la conciencia y preside toda nuestra vida mental, se convierte en un morbo gravísimo. La razón es clara. Mientras tomemos lo útil como útil, nada hay que objetar. Pero si esta preocupación por lo útil llega a constituir el hábito central de nuestra personalidad, cuando se trate de buscar lo verdadero tenderemos a confundirlo con lo útil. Y esto, hacer de la utilidad la verdad, es la definición de la mentira. El imperio de la política es, pues, el imperio de la mentira.”

                             José Ortega y Gasset,  El espectador, I , 1916

 

El hecho de que se trate de un concepto, el de enfermedad, que es a la vez complejo desde un punto de vista conceptual (como muestra Thagard, 1999) y recurrente en la cultura explicaría su utilización como dominio fuente para la conceptualización de experiencias más abstractas.

 

No menos interesante parecen las esferas de conceptualización del dominio ENFERMEDAD.  Como vemos en los ejemplos, el uso de  mal como sinónimo de enfermedad es muy antiguo, y se explicaría por la misma proyección que habría dado lugar a la conceptualización de morbo : enfermedad física vs. enfermedad moral.

 

“Ginés, el mal es tan grave,

que retirarnos conviene

a hacer los tres una junta

sobre lo que hacer se debe;

que la orina nos indica

estar el cuerpo doliente

de grave morbo. GINÉS

En buen hora;

hacerla allá fuera pueden. RIBETE

Déjennos solos aquí. GINÉS

Solos a los tres los dejen.

Mujer, retiraos allá. BRÍGIDA

¿Quién habrá que me consuele?

¡Ay, marido de mi vida,

que te mueres, que te mueres!

(Vase.) “

Alonso de Castillo Solórzano, 1692, La niña de los embustes, Teresa de Manzanares

 

Otras asociaciones conceptuales son las de asocia enfermo con impío, contrario a las leyes de la Iglesia. En este caso, creo que se trata de una alusión a la transmisión de enfermedades venéreas:

 

“Qué más? De allí algun genio impío y torvo,

Á los deliquios del amor intruso,

Nos trajo ¡ay cielos! el horrible morbo

Que á diez generaciones cunde infuso.

Por él hoy gime enclenque, lacio y corvo

El que iba ayer derecho como un huso.

Él diezma la mitad de nuestra raza

Y el resto lo encanija y ataraza."

 

                   Manuel Bretón de los Herreros, Poesías, 1828-1870

 

En el ejemplo siguiente, vemos cómo morbo, aun como sinónimo de enfermedad, se usa en relación con el sistema de valores (en este caso, la corrupción):

 

“Algunas instituciones públicas son más propensas a contagiarse del [Anterior]morbo[Siguiente] de la corrupción. Una de ellas es la Empresa Estatal de Teléfonos. Las necesidades mal satisfechas de los usuarios, el monto de las contrataciones internacionales, la prioridad del teléfono en la comunicación explican que Emetel haya sido presa de la corrupción. El gobierno cesado planeaba venderla.”

 

1.2. La conceptualización y el cambio lingüístic

 

Para intentar un acercamiento más productivo, la reflexión ha recorrido tanto la perspectiva materialización léxica®conceptualización como conceptualización®materialización léxica. Sobre todo en este caso, en el que la intuición nos dice que se trata de un concepto fuertemente condicionado por los procesos que han afectado a las conceptualizaciones de ENFERMEDAD y SISTEMA MORAL en el devenir histórico, parece importante tener en cuenta la conexión entre cognición y cultura, reflexionando sobre los modelos culturales en los que se asienta el sentido:

 

“If cognitive models are cultural models, thay are also cultural institutions, and as such, they carry their history along with them: their institutional nature implies their historical continuity. It is only by investigating their historical origins and their gradual transformation that their contemporary form can be properly understood.” (Geeraerts y Grondelaers, 1995: 177)

[Si los modelos cognitivos son modelos culturales, entonces son también instituciones culturales, y, como tales, llevan consigo su historia: su naturaleza institucional implica su continuidad histórica. Sólo investigando sus orígenes históricos y su transformación gradual se podrá entender debidamente su forma contemporánea.”]

 

A pesar de que el estudio es sincrónico, la perspectiva diacrónica puede ayudarnos a acotar los resultados. De nuevo en palabras de Geeraerts y Grondelaers,

 

“an adequate analysis of the motivation behind cultural phenomena in general and language in particular has to take into account the diacronic dimension. Cultural models, i.e. the more or less coherent sets of concepts that cultures use to structure experience and make sense of the world are not reinvented afresh with every new period in the culture´s development.” (Ibid, 176)

[“Un análisis adecuado de los factores que motivan los fenómenos culturales en general, y el lenguaje en particular, tiene que tener en cuenta la dimensión diacrónica. Los modelos culturales, es decir, los grupos de conceptos, más o menos coherentes, que las culturas usan para estructurar la experiencia y darle sentido al mundo no se reinvientan en cada periodo del desarrollo de la cultura.”]

 

En el caso de la atracción malsana, en su materialización léxica de morbo en español, concurren o se proyectan los siguientes esquemas culturales, configurados en la deriva histórica de la cultura.

 

a)      una gradación entre salud y enfermedad, proyectada en el marco (más abstracto) de la conducta. Algunas de las proyecciones han sido lexicalizadas: ENFERMEDAD MENTAL/ SALUD MENTAL, CONDUCTA  ENFERMIZA;

b)     un sistema de conducta moral (o sana) frente a una inmoral (malsana), procedente de la proyección anterior (“Me gusta que salgas con esos chicos tan sanos. Qué juventud tan sanota.”)

c)     la atracción por lo prohibido, lo vedado (mitificada en la cultura judeo-cristiana: la manzana prohibida);

d)     curiosidad positiva, orientada al bien de la comunidad  (macro-acontecimientos), frente a una curiosidad negativa, orientada a la obtención de datos privados sobre personas (violación de la intimidad)

 

Estos esquemas habrían sido objeto de una revisión o procesos desestabilizadores que habrían dado lugar a un espacio de conceptualización nuevo, representado por un marco que nos permitiría entender a qué nos referimos cuando hablamos de  “lo morboso”.

 

2. Análisis del corpus

 

2.1. Corpus en español

 

El análisis del corpus tiene como objetivo sistematizar los datos acerca del uso sincrónico de la lengua. De él se deben obtener datos para comparar la conceptualización en ambas lenguas.

 

Nº de ejemplo

Expresión

Contexto

“traducción”/ metáfora subyacente

1

es morboso

Promocionado internacionalmente como continuador de Almodóvar, por su costumbrismo cuasi surrealista y su deliberado interés por la convivencia de “ordenadores y jamones en un país maravilloso del Sur”, su mundo fílmico es más brutal y más morboso, como puede apreciarse en Las edades de Lulú (1990), Jamón, jamón (1992) y Huevos de oro (1993), sus producciones más comerciales.

enfermizo, que incide en lo desagradable

2

amor morboso

Representante extremo de la Scapigliatura, entre sus obras cabe destacar Una noble locura, Cuentos fantásticos y sobre todo Fosca, historia del amor morboso de un joven oficial por una mujer cuya fealdad es un misterioso elemento de su atractivo.

Obsesivo

EL COMPORTAMIENTO OBSESIVO ES UNA ENFERMDAD

3

atracción morbosa

Desde entonces, Inseparables (1988, protagonizada por Jeremy Irons), El almuerzo desnudo (1991, basada en una novela de William Burroughs), Crash (1996, protagonizada por Holly Hunter, adaptación de una novela de James Graham Ballard) y Spider (2002, interpretada por Ralph Fiennes), cimentaron su reputación como realizador que se vale de la atracción morbosa del ser humano por lo prohibido para construir sus películas.

atracción malsana

LA ATRACCIÓN HACIA LO DESAGRADABLE ES UNA ENFERMEDAD

4

Una escena con morbo

Un grupo de soldados vecinos acudió también atraído por el morbo de la escena. Comentaban lo que veían un tanto sobrecogidos, preguntándose si el sargento, que por ausencia del teniente Barajas estaba al mando de la escolta, iría a intervenir o estaba obligado a dejar al arbitrio de las autoridades coras la ejecución del muchacho.

atracción de (desde) lo desagradable

 

tener morbo

dar morbo (a alguien)

Rafael se sintió molesto consigo mismo y humillado. Una vez dentro, comentó:

- Estaba mirando a una tía buena.

- Si tú lo dices... -cerró la puerta con indiferencia, pero agradablemente afectada por sus palabras-. Mirar no cuesta un duro.

- Bueno, tía, comprende que tampoco es muy normal.

- ¿El qué?

- Pues eso, que llames a la puerta y te abra una chorba en pelotas.

- Te esperábamos... Además, eso ya no [Anterior]tiene morbo[Siguiente].

Silvia caminó delante de él por el largo y estrecho pasillo, al final del cual estaba el amplio salón. El humo tan espeso le hizo parpadear.

- ¿O a ti te da morbo? -insistió la chica, alejándose.

En la puerta apareció Carlos el Canuto.

Suscitar la atracción

 despertar una atracción sexual (en alguien)

6

tener morbo

- ¿Con el tema de la droga le siguen dando caña?

- Sí, eso es lo que vende. Si trabajo o me va bien en la vida no [Anterior]tiene morbo[Siguiente]: lo otro sí lo tiene.

atraer/suscitar curiosidad detalles íntimos (vedados, inmorales) de la vida de alguien 

7

Tener morbo

Si cada vez tienen más repercusión los Globos de Oro, que ya no son sólo la socorrida antesala de los Oscar, este año tenía desde aquí especial [Anterior]morbo[Siguiente] la selección de premios, con la ascensión meteórica que, al parecer, está teniendo Javier Bardem en Estados Unidos.

Nuestro casi donostiarra Julian Schnabel está trabajando concienzudamente para dar a conocer su película Antes de que anochezca, que aquí se vio en el Festival, pero aún no se ha estrenado. Una película pequeña y sin estrellas de las que allí veneran. Pero lo de Javier Bardem era más que una ilusión, porque al hecho de que su talento no tiene nada que envidiar a muchas de las estrellas de Hollywood, se une el aplauso repetido que el actor español ha recibido allá donde ha llegado la película. Se esfuma ahora buena parte de esa doble ilusión porque, por tradición, ya parece mucho más difícil acceder a una nominación a los Oscar.

Atrae especialmente, llama la atención

8

El morbo por algo

Todo empezó con un titular en un periódico italiano. En primera y a cuatro columnas. "Suicidio de familia". No era el [Anterior]morbo[Siguiente] por una historia truculenta, sino todo lo contrario; la fascinación ante lo insólito, la necesidad de vislumbrar un mundo. La ausencia de reporteros me convertía en un ansioso buscador de datos, como en un puzzle en el que la ausencia de piezas hacía aún más dramática la ansiedad de saber para poder comprender algo. Porque el reportero nunca escribe verdades sino historias, no da datos incontrovertibles sino visiones, no lleva por escudo el anonimato sino la inapelable certeza de aquello que uno ha reescrito en su cabeza un millar de veces antes de pasarlo al papel.

Atracción malsana hacia un acontecimiento enfermo (“Lo simple es bueno/sano, lo complicado es malo/enfermo”)

9

Dar morbo

LA CONFERENCIA DE PAZ DE EUSKAL HERRIA

La crónica de su redactor Antoni Batista ("La Vanguardia", 24/II/95) comentaba la presencia en Barcelona de Jonan Fernández, del movimiento social Elkarri, para promocionar su conferencia de paz para Euskal Herria. En sus comentarios se deslizan dos afirmaciones falsas y tendenciosas.

Se afirma, primero, tal vez para dar cierto [Anterior]morbo[Siguiente] al lugar de la reunión de la conferencia, que el hotel Carlton de Bilbao fue la sede clandestina del Gobierno vasco cuando las tropas del bando nacional tomaron la villa en 1937.

El hotel Carlton fue sede del Gobierno vasco hasta que, a las diez de la noche del 17 de junio de 1937, José Antonio Aguirre abandonó Bilbao hacia Villaverde de Trucios. La ocupación de Bilbao se produjo el día 19 "sin un solo tiro", como relatan varios cronistas.

Poder para suscitar curiosidad y atracción

10

Tener morbo

- ¿Usted canta a la España de rompe y rasga en este disco nuevo que se ha titulado "Me enamoré de unos ojos"?

- Con los discos anteriores me di a conocer. Con éste espero consagrarme en las sevillanas. De todas maneras yo huyo de los tópicos.

- ¿El Antonio Molina de los noventa?

- ¡Qué más quisiera!

- ¿Sus canciones tienen [Anterior]morbo[Siguiente]?

- Todo el que quieran.

- ¿Qué prefiere usted: ser popular o tener prestigio?

- El sueño de todo artista es tener las dos cosas. Si tengo que hacer una elección, me quedo con el prestigio.

- ¿Le mola cómo se lo monta el vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra?

- A Alfonso Guerra lo veo vacilón. En el fondo sabe que tiene cogida la sartén por el mango.

- ¿Ya ha compuesto algo para la primera criatura que le va a nacer?

- Cuando le vea la cara, decidiré.

- ¿Cuántas veces se ha declarado a una mujer?

- Cantando, miles de veces.

Atracción/ poder de seducción?

11

Provocar morbo

-Yo tampoco. Es la verdad. Los directores consagrados no me llaman. Sólo me llaman los jóvenes; pero está bien, porque creo que hay que apostar por los directores jóvenes. A mí me encantaría trabajar con Vicente Aranda, por ejemplo; pero Vicente Aranda no me llama, ni Coppola tampoco.

-¿Qué es lo que le atrajo de la película "Contra el viento"?

-Era una película muy difícil y arriesgada. Por otra parte, confiaba mucho en el director, Paco Periñán. Creo que es una persona inteligente que, además, llevaba mucho tiempo preparando esta historia. Insisto en que hay que apostar por esta gente. El personaje era superdifícil. Me daba miedo y todo lo que me da miedo me gusta, porque es un riesgo. Me provocaba cierto [Anterior]morbo[Siguiente] el poder hacerlo. Es un personaje que está por encima del bien y del mal y que yo tenía que imaginar por completo. No es un personaje que exista; no es alguien de la calle. Es una chica conflictiva. También es un personaje peligroso, porque podía desagradar bastante a la gente.

Atraer por resultar un reto

12

Despertar morbo

-¿Le molesta que se metan en su vida privada?

-Más que molestarme, me indigna. Soy consciente de que soy un personaje público, pero no por eso tienen que buscar en mi intimidad. ¿A usted le gustaría que le investigasen. Pues a mí tampoco.

-Reconozca por lo menos que usted despierta un cierto [Anterior]morbo[Siguiente].

-Yo no reconozco nada. Me parece muy bien que me critiquen los que no les guste como canto. Porque contra gustos no hay nada escrito. Soy una mujer con una vida privada normalísima, con la única diferencia de que mi profesión es la de cantar.

-Se ha comentado mucho su delgadez. ¿Hay alguna causa que la justifique?

-Trabajar quince horas diarias. Ese es el secreto.

Atraer, despertar interés

13

Tener morbo

El psiquiatra, que no parecía creer en la escuela freudiana, no sonsacó más información sobre las primeras andanzas terrenas de la paciente -donde, según dicen, parece que se fraguan todos los complejos- y tampoco se devanó demasiado los sesos en hondas reflexiones sobre los mecanismos íntimos de la patología de su enferma, por lo que muy rápidamente extrajo la siguiente conclusión:

- Mi impresión personal es que todo su problema estriba en que se siente irremediablemente atraída por cualquier persona que para usted signifique algo de "autoridad".

- Sí, doctor, es eso, seguro que es eso... no le digo más que... ¡hasta me gusta a rabiar el presidente de la comunidad de vecinos de mi casa!

Y es que, ya se sabe, para algunas personas hasta la aburridísima ley de la Propiedad Horizontal Urbana tiene su [Anterior]morbo[Siguiente].Sarna con gusto no pica

Atracción sexual (hacia el poder)

14

Producir morbo

- ¿Qué mujer, que recuerde, le ha producido a Iñaki Gabilondo más [Anterior]morbo[Siguiente]?

- Assumpta Serna. No sé por qué, pero un día vino al programa y me gustó muchísimo. Me estuvo bailando la cabeza una temporadita. Sé que está perfectamente emparejada y que es una diva de la televisión americana. No obstante, tiene un punto que me gustó. Pero es la única. Ana Belén, por ejemplo, también algo que me gusta. Lo que pasa es que somos muy buenos amigos y como nos conocemos no tiene ese misterio que parece esconder Assumpta.

- ¿Llora mucho en los hombros de Lola?

- A mi mujer la da mucha rabia que parezca ella la más fuerte y sea yo quien se acerque con más frecuencia a su hombro.

- ¿Cuál es su ambición oculta?

- No tengo ninguna, y la verdad, es una verdadera putada. Siempre he tenido mucho más de lo que podía soñar. Nunca he sido muy brillante; en clase era el séptimo o el octavo; vengo de una familia humilde.

Provocar atracción física o atracción sexual

Los ejemplos parecen apoyar la idea de que aquellos ámbitos conceptuales a los que se accede desde la base léxica morbo se caracterizan por su saliencia en el ámbito de la cultura. Los fenómenos, hechos, perspectivas o personas que tienen morbo cumplen, en general, las siguentes características:

 

- atraen (suscitan, es decir, provocan o producen atracción) por algo que parece estar oculto en ellas pero que, sin embargo, puede ser observado por el grupo;

- en general, la atracción está producida por su interés sexual o porque están relacionados con el misterio, lo desconocido o lo íntimo;

- suponen la desviación de la norma, por lo que son distinguidos (elegidos) y marcados (positiva o negativamente).

 

Respecto al componente de ENFERMEDAD o ATRACCIÓN MALSANA, relacionados, como vimos antes, con el juicio moral, parece haberse diluido en el uso. En muchos contextos, el mapa conceptual a la que accedemos a través de morbo está desprovisto de conexiones con las características de la censura moral que parecen haber dado origen al desplazamiento semántico. La prevalencia de este tipo de ejemplos, sobre todo en la última década, llevan a pensar que este ámbito está siendo objeto de cambios conceptuales claramente influidos por los cambios en la mentalidad, producidos a su vez por unas circunstancias sociales determinadas (auge de los medios de comunicación de masas, desplazamiento de los ideales estéticos, cuestionamiento de los valores morales).

 

La comparación entre los sentidos actualizados por los ejemplos y la definición de la Real Academia sugieren que el sentido de ATRACCIÓN MALSANA no explica ni todos los usos ni los marcos en los que pueden entenderse estas producciones. Parece que el componente conceptual que está presente en la mayoría de los casos es el de ATRACCIÓN PODEROSA o ATRACCIÓN HACIA LO DESCONOCIDO O LO ÍNTIMO.

 

1 | 2

 



[1] La idea para la realización de este trabajo partió de una conversación con el poeta y traductor Stefan Scheurmann, que lleva años buscando la materialización léxica con la que poder trasladar a otros idiomas y culturas el sentido que se actualiza en el español sincrónico con la expresión dar morbo, tener morbo.